Desprendimiento de placenta – Qué es, síntomas y causas

desprendimiento de placenta

Desprendimiento de placenta

El desprendimiento de placenta es la separación de la placenta, que es la encargada de alimentar el feto, del sitio de implantación uterina, antes del nacimiento.

Este desprendimiento es una complicación grave, el bebé deja de recibir oxígeno y los nutrientes necesarios, por otro lado la madre tiene probabilidades de sufrir una hemorragia y alteraciones en la coagulación sanguínea, peligrando su vida.

El desprendimiento de placenta tiene mayor incidencia en el tercer trimestre de embarazo, aunque puede suceder después de la semana 20 de gestación.

Desprendimiento de placenta causas

Las causas del desprendimiento de placenta son varios y diversos, se origina cuando se presenta una hemorragia entre la pared uterina y la placenta. Esta hemorragia forma un coágulo que contribuye a desprender la placenta. Las causas que producen esta separación son poco comunes como trauma abdominal por un accidente o caída.

Además existen otros factores de riesgo como: desprendimiento de placenta en un embarazo previo, la preeclampsia, la hipertensión arterial crónica, la edad avanzada de la gestante, los embarazos múltiples, la diabetes gestacional, y el consumo de tabaco y/o cocaína.

Desprendimiento de placenta síntomas

Los síntomas del desprendimiento de placenta se dan principalmente por hemorragia vaginal, dolores abdominales intensos y un endurecimiento permanente del útero. En caso de presentar alguna de estas señales de alarma debes llamar inmediatamente a tu ginecólogo.

Te realizaran ecografías y control de vitalidad fetal para verificar la gravedad de la hemorragia y diagnosticar que es un desprendimiento de placenta, podrías dar a luz al bebé o si el médico lo recomienda, demorar el parto hasta que éste madure lo suficiente.

El desprendimiento de placenta es un tema muy grave que debe ser tratado a la máxima brevedad posible, ya que la vida del bebé depende de ello.