Remedios caseros para el dolor de oído

remedios caseros para el dolor de oídos

Vemos algunos remedios caseros para aliviar en la mayor parte de los casos, un leve dolor de oído.

Aunque muchos piensan que el dolor de oído es una molestia menor, ese dolor puede llegar a ser insoportable, por lo que ofrecemos varios remedios caseros que pueden ser eficaces para algunas molestias.

Esas molestias crean dificultades para dormir, para comer o en definitiva para realizar cualquier cosa. Las personas que experimentan un dolor de oído severo siempre deben consultar con un médico, especialmente si lo sienten por primera vez.

Un dolor de oído puede ser leve, pero una infección del oído puede causar un dolor debilitante. Sólo un médico puede diagnosticar una infección del oído. Las personas no deben tomar antibióticos sin receta, o suponer que los síntomas se deben a una infección del oído.

Sin embargo, existen remedios que la gente puede usar en casa para aliviar los dolores de oído menos graves, o para reducir el dolor. Estos son algunos remedios caseros eficaces que pueden ayudar a aliviar determinados molestias en el oído.

 

Remedios para el dolor de oídos

  • Iboprufeno
  • Ajo
  • Cebolla
  • Calor
  • Vinagre de manzana

Ibuprofeno

Conviene recordar que no es seguro dar aspirina a bebés y niños pequeños. Esto es debido al riesgo de una condición potencialmente mortal llamada síndrome de Reye.

Ajo

Comer un diente de ajo al día puede ayudar a prevenir las infecciones del oído. El ajo se ha utilizado durante mucho tiempo en la medicina popular para aliviar el dolor. Algunas investigaciones sugieren que tiene propiedades antimicrobianas que pueden combatir la infección. Empapar un algodón en jugo de ajo y pegarlo en la salida del oído. Sin embargo hay que tener en cuenta que nunca será un sustituto de la recomendación médica.

Cebolla

Al igual que el ajo, las cebollas pueden ayudar a combatir la infección y reducir el dolor. Drenando la cebolla y calentando un poco, aplicar las 2 gotas en cada oído para calmar el dolor.

Masaje

Un masaje suave puede ayudar con el dolor de oído que se irradia desde la mandíbula o los dientes. Se puede masajear el área blanda, así como los músculos circundantes. Por ejemplo, si la zona detrás de la oreja duele, masajear los músculos de la mandíbula y el cuello.

Calor

El calor es muy efectivo para reducir la inflamación y calmar el dolor de oído. Podemos aplicar un paño empapado en agua tibia o una almohadilla eléctrica sobre el oído, durante 20 minutos. En el caso de aplicar una almohadilla eléctrica en niños, siempre debe haber un adulto supervisando todo.

Vinagre de manzana

Aplicar dos gotas de vinagre de manzana en cada oído.

Con estos remedios caseros para el dolor de oídos conseguirás aliviar los dolores tan molestos e inaguantables.

remedios caseros para el dolor de oídos